Calabaza espagueti: volumen sin agregar calorías

La calabaza espagueti es el espagueti nuevo más moderno y definitivamente vale la pena agregarlo a tu repertorio de platos de otoño. La primera vez que pruebes este espagueti te sorprenderá la consistencia y el sabor sutil.

Calabaza Espagueti

Quizás no comprendas cómo llegó a formarse (¿el calabacín solo tenía cuerdas adentro? ¿Tenías que presionarlo? ¿A través de un rallador?). Si nunca lo has probado, imagina un verdadero fideo de calabacín con forma de espagueti que aguante un poco mejor, pero tiene el sabor de una suave calabaza.

Si compras uno verás que es como un simple melón amarillo, y tu primer instinto será que has compradola calabaza equivocada. Pero el siempre viejo y confiable Google te demostrará que, de hecho, has comprado un espagueti y que sería tan intenso como esperabas que una vez hubiera terminado. No te decepcionará.

Con este producto podrás aumentar el volumen de una comida sin agregar demasiadas calorías, y aquí es donde brilla la calabaza espagueti; puede tomar una taza entera con solo alrededor de 40 calorías, pero buena fibra y micronutrientes que incluyen potasio, Vitamina C y Vitaminas B.

Hacer espaguetis es increíblemente fácil (casi increíblemente):

  1. Calabaza inmediatamente después de la cocción pero antes de espaguetear. Corte la calabaza por la mitad verticalmente (como si estuviera dividiendo el tallo).
  2. Retirar las semillas y la pulpa adherida a ellas.
  3. Pincela con 1-2 T de  aceite de oliva y espolvorea con sal marina  para obtener un plato sabroso. Alternativamente, cepille con  1-2  cucharadas de mantequilla, 1 cucharadita de canela y 1 cucharadita de jarabe para una versión más dulce.
  4. Coloque boca arriba en una bandeja para hornear y cocine a 380F durante 60 minutos. Debe ser increíblemente tierno.
  5. Toma un tenedor y úsalo para rastrillar la carne de la calabaza. Las cuerdas se separarán naturalmente y se alejarán . ¡Continúa hasta que hayas sacado todas las cuerdas y tendrás tu ‘espagueti’!

He visto versiones saladas con parmesano y hierbas, pero me encanta la versión dulce para un plato de acompañamiento de otoño. De cualquier manera, obtendrás mucho volumen y sabor sin una tonelada de calorías.