Salsa de cúrcuma anti-inflamatoria

Si bien las salsas no lavan los platos ni archivan sus impuestos, solucionarán prácticamente todos los problemas de su vida. Bueno, tal vez sea una exageración, pero solo un poco. Las salsas son los chefs secretos que se utilizan para hacer que las preparaciones simples de ingredientes cotidianos tengan un sabor complejo, satisfactorio e increíblemente delicioso. Si tienes una salsa esperándote en la nevera, la cena está esencialmente hecha: solo asar o saltear algunos vegetales, volcarlos en un grano o lecho de verduras, y rociar ese sabor lleno de sabor en la parte superior. ¿Qué hay debajo de la bondad líquida? ¿A quien le importa? No podrás dejar de comerlo.

Salsa de cúrcuma - Antiinflamatoria

Las salsas también son maravillosas para los cocineros perezosos, ya que tardan literalmente unos minutos en hacerlas y, a menudo, solo requieren un batidor rápido en la licuadora. Si bien me encanta una salsa verde ( este pesto de estilo tailandés es mi secreto para un increíble tazón de Buda de arroz con coco), quería hacer una mezcla de cúrcuma que pudiera usarse para aumentar la presión antiinflamatoria de cualquier plato. Compagine el sabor terroso y amargo de la súper especia ayurvédica con mantequilla de almendras cremosa y rica, luego agregue un poco de ajo para obtener beneficios antivirales y antibacterianos, además de una enorme oleada de sabor. Unas pocas fechas agregan un dulzor teñido de caramelo, mientras que el miso le da un toque funky, fermentado y un poder extra de curación intestinal .

¿El resultado? El dulce perfecto, sabroso, umami, brillante salsa dorada. Debido a su cordialidad, juega especialmente bien con las hortalizas de raíz (¡hola, otoño!), Pero es igual de bueno con algunas verduras frescas si todavía estás aferrado a la última franja del verano.

Nota: Si no tienes una licuadora de gran potencia o solo quieres hacer esta salsa rápidamente con un batidor en un tazón, la miel es un excelente sustituto de las fechas para combatir las inflamaciones y mejorar el sistema inmunológico. Solo pique el ajo finamente si usa esta preparación, haga miel para los dátiles, ¡y proceda con el resto de la receta como se indica!

Salsa Antiinflamatoria De Cúrcuma

Hace alrededor de ¾ taza

Los ingredientes

  • ½ taza de mantequilla de almendra cruda o asada cremosa (busque una marca sin azúcar agregada)
  • ½ cucharadita de cúrcuma molida
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • 3 dátiles (vea la nota de arriba si no tiene una licuadora o si desea hacer la salsa en un tazón)
  • 3 dientes de ajo fresco (picar si se hace en un bol)
  • 1 cucharada de pasta de miso blanco
  • Sal marina de grano fino y pimienta negra fresca, al gusto.

Método

Agregue todos los ingredientes a la licuadora y mezcle hasta que quede suave (alternativamente, bátalos en un tazón hasta que estén bien combinados). Almacene en un recipiente herméticamente cerrado en el refrigerador hasta por una semana.